Beneficios de trabajar en un coworking

Beneficios de trabajar en un coworking

Categoría: Sin categoría

Alquilar una oficina, trabajar desde casa y alquilar salas para reuniones puntuales o acudir a un coworking son las opciones que barajan las personas emprendedoras cuando necesitan un espacio de trabajo. Los coworking ofrecen numerosas ventajas a aquellos que están empezando con un negocio, tanto si son un pequeño equipo o una sola persona. Te las contamos.

1. Ahorro de costes en un espacio profesional. Cuando se está empezando con una empresa, las opciones para ti y tu equipo son trabajar en casa, alquilar una oficina o acudir a un coworking. Solo en este último encontrarás un espacio de trabajo profesional y en contacto con otros innovadores que también están empezando. Además, con el ahorro de costes que eso supone, puesto que no tienes que destinar recursos a la adecuación del mismo y mucho más barato que alquilar una oficina. No en vano, los estudios cifran el ahorro del coworking en hasta un 60% de los costes de mantener una oficina propia, ya que con una sola cuota se paga el alquiler, luz, mantenimiento…

2. Compartir tu proyecto para enriquecerlos con otros. Sin duda, la ventaja más intrínseca del coworking y que solo encontrarás en uno de estos espacios. En estos centros se deja atrás el recelo de compartir nuestra idea con otros por miedo a que nos copien. Poder compartir con otros coworkers nuestras inquietudes enriquecerá nuestro proyecto gracias a sus aportaciones. Seguramente, vean el proyecto desde otra perspectiva que a nosotros no se nos haya ocurrido y ayudará a mejorarlo. Además, encontraremos compañeros especialistas en algunas áreas que nos serán de gran ayuda.

3. Más productividad y disciplina. Sí, trabajar desde casa es cómodo, pero también tiene sus inconvenientes: no hay separación entre la vida personal y profesional, puede ofrecerte más distracciones relacionadas con las tareas del hogar y, para algunos, puede resultar más difícil marcar un horario de trabajo más o menos fijo. Además, como no tendrás que pensar en posibles incidencias que puedan darse en la oficina, tu única misión en un coworking será trabajar (y descansar hablando con otros coworkers). Conseguir una disciplina será, por lo tanto, más fácil.

4. Reuniones. Otro de los inconvenientes de trabajar en casa es a la hora de mantener una reunión con clientes, proveedores… En un coworking podrás ofrecerles un espacio profesional y acondicionado y evitarás que tener que alquilar salas puntuales para estos encuentros.

5. Formación. La mayor parte de los coworking ofrecen numerosos cursos y talleres de temas muy diversos que nos serán de gran ayuda para desarrollar diversos puntos de nuestro proyecto: aspectos legales, coaching, pitching, metodologías ágiles…

6. Networking. Tener una red de contactos adecuada es vital para el desarrollo de nuestro proyecto y, sin duda, este es uno de los puntos más fuertes del coworking: conocer a gente. Y esas mismas personas pueden ayudarnos económicamente, con mentoring o pueden servirnos para aliarnos y desarrollar un proyecto conjunto o para subcontratar para realizar una parte de nuestro proyecto o nosotros del suyo.

Fuente


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: